CALAVERAS DE DIA DE MUERTOS: VERSOS DEL ALMA Y DULCES PARA EL CORAZON



El altar de las antiguas culturas era llamado “Tzompantli” y estaba adornado con cráneos de las personas que habían sido sacrificadas en honor a los dioses, los cuales eran ensartados por medio de aguajeros que se les hacían a los costados.   Con la llegada de los españoles y la evangelización, los cultos y ritos que iban en contra de las creencias de la religión católica fueron prohibidos, pero en muchos casos ante la resistencia de los pueblos indígenas de eliminarlos decidieron sustituirlos. De esta manera surgieron las calaveritas de azúcar y el pan de muerto. Las calaveritas de dulce se elaboran con una técnica traída por los conquistadores llamada “alfeñique” que es una mezcla de azúcar, clara de huevo, gotas de jugo de limón y una planta llamada “chaucle". Se dice que esta técnica es de origen árabe, adoptada por los españoles y traída a México en la época de la conquista.  

Hoy en día es una costumbre poner estas calaveritas en los altares de Día de Muertos para honrar a los que ya no están. Puebla, Guanajuato, Estado de México Michoacán y Oaxaca son algunos de los principales productores de alfeñique. Es tanta la importancia de éstos que en Toluca se realiza cada año, a partir de la segunda semana de octubre y hasta el 2 de noviembre una feria dedicada a esta delicia.   

En nuestra Isla DULCERIA HI-5 encontraras este tipo de dulces desde el típico mexicano hasta el mas comercial .